3/15/2014

Consejos para el estudiante Universitario

Consejos para el estudiante Universitario

por: Juárez P. Juan Jesús.
  

  La metatesiofobia se define como  un persistente, anormal e injustificado miedo a los cambios. Y aunque no todas las personas conocen (o puedan padecer al 100% este trastorno de la salud emocional) es un hecho que en algún y/o algunos momentos de nuestras vidas “doña metatesiofobia” nos visitará y nos hará pensar más a fondo que es lo que queremos y hacia dónde vamos.

   Específicamente en el área académica es donde muchas veces tenemos estos miedos e inseguridades y más aún en el segundo en el que te das cuenta de que ya serás un universitario y la cómoda rutina a la que estabas tan acostumbrado tendrá muchas alteraciones.   
    Por lo anterior comparto algunos consejos (sin ningún orden particular) que pueden ser útiles (para quienes vivirán solos, sin un familiar pues). 




Ponte a estudiar: Esto suena muy obvio pero ahora que eres universitario es tu prioridad. Tanto en el campus como en la ciudad habrá distracciones y complicaciones de todo tipo y tamaño (fiestas, dinero, muchach@s, tiempo, etc.), y como bien dicen los padres: “tu única responsabilidad es estudiar”. Pero claro, no se puede generalizar en que todos los universitarios únicamente estudien, pero ese es tema aparte.  




 
Sé responsable: Se debe tener este valor para poder cumplir con las obligaciones, ya sean académicas, laborales o sociales. Por ejemplo, el que es responsable lleva a cabo sus tareas con diligencia, seriedad y prudencia porque sabe que las cosas deben hacerse bien desde el principio hasta el final y que solo así se saca verdadera enseñanza y provecho de ellas.

 Encuentra hogar: Ya sea que rentes una casa, un cuarto o un departamento, estarás obligado a necesitar de un espacio donde salvaguardarte de las inclemencias del clima y poder realizar tus deberes escolares fuera del salón de clases. Así que se debe de pensar en este aspecto desde el momento en que decides estudiar fuera de tu lugar de origen.
         
Sigue en contacto: Es normal sentir un poco de melancolía por no poder frecuentar tan seguido a tu familia y amigos, pero no lo vuelvas el problema más grande en tu vida, siempre puedes estar en contacto con ellos utilizando tu teléfono celular o el internet.
 
Aprende a cocinar: No sólo de amor vive el hombre (o sopas instantáneas) y a menos que goces de una abundancia económica (ya que es muy caro comer siempre fuera de casa), es muy recomendable conocer lo básico de preparar tus alimentos, ahorraras un extra y además tendrás un control en cuanto a  los grupos alimenticios de tu ingesta. Dato extra: es de lo más recomendable tener una despensa para los “tiempos difíciles”.
 
Arregla tu casa: Nunca está de más saber una o dos cosas de plomería o electricidad. Las goteras en el baño son comunes y generalmente no son muy complicadas de darles mantenimiento. Existen muchos video-tutoriales de como reparar estos problemas caseros.










 
Administra tu dinero: Esto puede llegar a limitar a muchas personas y es cuando preferirías no cargar con tantas responsabilidades. Transporte, cuotas escolares, renta, servicios del hogar, comida, copias, libros… en fin, si aún dependes económicamente de tus padres y no pueden solventar estos gastos siempre está la opción de buscar un empleo de medio tiempo o de fin de semana, hay muchas opciones de trabajo, el truco es buscar y no desanimarse si no te aceptan a la primera.   
 










Trabaja en equipo: El ser humano siempre necesitará de otros y los trabajos o proyectos multidisciplinarios están a la orden del día, siempre es bueno relacionarse con otros compañeros de tu escuela y por supuesto, con compañeros de otras áreas académicas.



Los puntos tratados anteriormente son en base a experiencias de amigos, conocidos y propias; recopiladas a lo largo de varios meses y algunas cervezas. 



contacto: 
twitter: @zussoloso

0 comentarios:

Publicar un comentario